Yo sí leo las etiquetas y las hojas de seguridad

Así como las recomendaciones de uso en las cajas de los medicamentos nos permiten conocer las dosis, los cuidados y las restricciones que debemos tener a la hora de consumirlos, las etiquetas y las hojas de seguridad de los productos fitosanitarios nos informan acerca del uso responsable del producto, los cuidados y las precauciones que debemos tener al momento de manipularlos, aplicarlos, almacenarlos o transportarlos.

Es por eso que la lectura de las etiquetas y de las hojas de seguridad no es solo necesaria. Se hace obligatoria y es una de las Buenas Prácticas Agrícolas que se deben seguir al momento de utilizar un fitosanitario. Este sencillo paso, nos acerca a garantizar el manejo correcto del producto, la aplicación para el control de plaga o enfermedad plenamente identificadas, en la dosis adecuada y la seguridad del aplicador y del ambiente, sin riesgos innecesarios como desarrollo de resistencia y contaminación.

¿En qué momento debo leer las etiquetas y las hojas de seguridad?

Estos dos elementos que hacen parte de cada producto fitosanitario o plaguicida se deben leer en cinco momentos:

  • Cuando se compra el producto.
  • Al momento de almacenarlo.
  • Durante el proceso de mezcla o preparación y antes de aplicarlo.
  • Al momento de disponer su envase vacío.
  • En la eventualidad de tener una intoxicación involuntaria o accidental.

Recuerda siempre leer la etiqueta y las instrucciones que se encuentran en la hoja de seguridad pues así respetarás las indicaciones que estas contienen para pre consumo – consumo y pos consumo. Esta buena práctica, te garantizará el uso seguro y responsable de los productos fitosanitarios.

¿Qué información encontrarás en la etiqueta de los fitosanitarios o plaguicidas?

Por normas internacionales y nacionales, los productos fitosanitarios, de protección de cultivos o plaguicidas de uso agrícola, doméstico y de salud pública deben tener una etiqueta y una hoja de seguridad con información fundamental como:

  • La identificación del fabricante
  • Los peligros que este producto puede generar. Recuerda que al ser un producto tóxico, los plaguicidas deben manejarse con precaución para gestionar los riesgos.
  • Las medidas de seguridad en caso de una emergencia o accidente (teléfonos de contacto y recomendaciones médicas).
  • La formulación, la composición y la concentración del producto.
  • La fecha de vencimiento.
  • El número de registro del producto. Este es el permiso de venta o autorización otorgado por la autoridad nacional responsable.
  • Recomendaciones para la aplicación.
  • Los elementos de protección personal (EPP) que se deben utilizar antes, durante y después de la aplicación. 
  •  El periodo de carencia y el periodo de reingreso (Periodo de carencia se refiere al tiempo mínimo que debe pasar desde la última aplicación realizada hasta el día de la cosecha. Por otro lado, el período de reingreso es el período mínimo que debe transcurrir para que un trabajador pueda ingresar al lote tratado luego de la aplicación del producto).
  • Los cuidados en cuanto a la disposición final adecuada del envase vacío.
  • Las advertencias en cuanto al uso del producto.
  • Pictogramas que indican los cuidados que se deben tener antes, durante y después de utilizar el producto para una aplicación.
  • En esta sección figura la banda toxicológica del producto (roja, amarilla, azul o verde).

¿Qué información encontrarás en la hoja de seguridad de los productos fitosanitarios?

Las hojas de seguridad son un documento que acompaña a cada uno de los productos fitosanitarios. Son desarrolladas directamente por los fabricantes debido a que son quienes conocen de primera mano todos los componentes químicos del producto, y a diferencia de la etiqueta, estos documentos incluyen información más específica y extensa sobre la composición, peligros y acciones a tomar en caso de emergencias. A continuación, encontrarás el listado de la información que compone una hoja de seguridad:

  • Qué es el producto y quién lo manufactura (fabricante).
  • Los peligros potenciales que este producto puede generar. Recuerda que al ser un producto tóxico, los plaguicidas deben manejarse con precaución para gestionar los riesgos.
  • La composición y la información sobre los ingredientes activos e inertes del plaguicida.
  • Orden de mezcla con otros plaguicidas para apropiada suspensión (polvos, emulsionables, etc.)
  • Las medidas de primeros auxilios como antídotos, procedimientos, contraindicaciones o notas para los médicos.
  • Las medidas que se deben tomar en caso de un incendio.
  • Las medidas a tomar en caso de vertido o derramamiento accidental. Cómo limpiar o absorber el producto en caso de goteo o escapes.
  • Cuáles son las prácticas adecuadas para el manejo y el almacenamiento, además de las condiciones de higiene y las precuaciones que se deben tener.
  • Cuáles son los parámetros y límites de exposicion al producto, además de la protección personal que se debe tener al momento de la manipulación.
  • Las propiedades físicas y químicas del fitosanitario.
  • La estabilidad y la reactividad del producto con respecto a las condiciones ambientales (presión, temperatura, almacenamiento).
  • La información toxicológica.
  • La información eco-toxicológica
  • Las consideraciones de disposición y uso, ya que de acuerdo a cada país o ciudad, el producto se debe regir bajo una reglamentación.
  • Dosis por hectárea, modo de acción, cultivos para los cuales se recomienda su uso, plagas que controla, frecuencia o período entre aplicaciones, fitotoxicidad, compatibilidad.
  • Información sobre el transporte del producto
  • Información sobre la reglamentación en salud, seguridad y ambiente
  • La información adicional que pueda resultar útil o como complemento de la información registrada en la etiqueta.

Fuente: Croplifela

1051total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *