Rodenticidas o raticidas

Los rodenticidas o raticidas son productos que contienen principios químicos que se utilizan para matar o eliminar, controlar, prevenir, repeler o atenuar la presencia o acción de los roedores, en cualquier medio, entre ellos en el jardín, almacén de herramientas e incluso la propia casa.

Los rodenticidas o raticidas pueden ser de tres tipos según su modo de acción: inhibidores de vitamina K como Warfarínicos y Superwarfarínicos que actúan como sustancias anticoagulantes, produciendo hemorragias internas espontáneas. De Talio, que afortunadamente cada vez se utiliza menos ya que produce una intoxicación grave a nivel celular. Y fosfuro de zinc que una vez ingerido, al contacto con la mucosa gástrica libera gas fosfuro altamente tóxico, afectando cerebro, riñones, corazón e hígado del animal.

Los rodenticidas o raticidas los podemos encontrar en centros de jardinería o gardens center, floristerías, agricentros, grandes superficies, etc. y pueden presentarse en distintas formas de formulación, cada una de ellas estudiada para una forma determinada de utilización. Así los podemos encontrar en:

  • Rodenticidas o raticidas en pasta fresca.- Este se presenta como cebo en pasta fresca para el control de todo tipo de ratas y ratones. La pasta fresca es el cebo más atrayente y apetente para este tipo de animales, siendo el sistema más eficaz de desratización.
  • Rodenticidas o raticidas en semillas.- Se presenta a base de granos de cereal impregnados, especialmente indicados para el control de ratones, ratas domésticas, ratas de granero, ratas grises de alcantarilla, ratas de agua, etc.
  • Rodenticidas o raticidas en sémola.- Como su nombre indica está presentado a base de sémola de cereales impregnada, muy apetitosa y atrayente, para el control de roedores, especialmente ratones.
  • Rodenticidas o raticidas en bloques.- Presentado en pequeños bloques muy atrayentes y de fácil aplicación. Se usa para el control de todo tipo de roedores, aunque está especialmente indicado para topillos, ratas de campo en jardines, césped y huertos por su alta resistencia a las condiciones de exposición a la intemperie.

Antes de su compra, debemos de asegurarnos que son productos legales, registrados en el organismo competente del país correspondiente. Y sobre todo, mantengamos estos productos fuera del alcance de los más pequeños dada su alta peligrosidad.

Fuente: Flores y Plantas

984total visits,3visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *