Noticias

Las ratas se pasean por el centro de Valencia, Russafa y el puerto

Son muchos los vecinos de Valencia, especialmente de los que viven en la Avenida del Puerto, el barrio de Russafa y en la zona de Plaza de España, que han dado la voz de alarma por la existencia de ratas corriendo por las aceras a plena luz del día, en parques infantiles e incluso cobijadas en vallas de colegios. Así lo denunció ayer el grupo municipal de Ciudadanos en el Consistorio capitalino. «Ver ratas corriendo por las aceras y en parques infantiles a plena luz del día significa que el control de plagas está fallando», alertó al respecto la concejala de Cs María Dolores Jiménez, quien exigió a la edila de Sanidad, Maite Girau, «extremar las medidas de control de plagas. La situación puede empeorar notablemente cuando llegue el verano».

En este sentido, recordó que estos roedores pueden propagar enfermedades como la rabia, la leptospirosis o enfermedad de Well, además de otras infecciones, por lo que su presencia en cualquier lugar y durante cualquier hora del día, hace que se deban extremar las medidas para contenerlas.

A su juicio, la solución está en una buena prevención y el seguimiento continuo. «Consideramos que se deben tomar medidas, identificar lugares concretos, madrigueras, combatiendo con métodos químicos o de otro tipo, pero también manteniendo las calles y los solares limpios, podando árboles y limpiando los parques».

Asimismo, la concejal de Cs mostró su preocupación por el mosquito tigre y enfatizó que hay que intensificar las campañas de información y prevención. «Nos encontramos en una época en la que puede haber tormentas y días de intenso calor, algo que es el caldo de cultivo de este insecto. Es necesario que las administraciones públicas informen y conciencien a los ciudadanos».

Más denuncias

La de Ciudadanos no es la única crítica al respecto. Hace un par de meses, el grupo municipal popular afeaba al tripartito su política de control de plagas. Argumentaba el PP que las denuncias interpuestas por presencia de roedores en la vía pública había aumentado en los últimos año, pasando de las 927 de 2016 a las 1.219 el año pasado, es decir, un 31,4 por ciento más.

La concejala popular Lourdes Bernal añadía ayer a la lista de barrios afectados los de Ciutat Vella y Saïdia, «donde la suciedad y la falta de mantenimiento han provocado que se vean cada vez más roedores». A su juicio, no se dan las condiciones necesarias para acabar con la plaga. «No se limpian los alcorques; no se mantienen los jardines; el reparto de comida para las colonias de gatos y palomas se ha descontrolado… Todo ello, junto con las temperaturas en ascenso, son los principales causantes». La edila se pregunta: «¿Qué tendrá que pasar para que el Ayuntamiento ponga remedio?».

Fuente: La Razón

591total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *